Gracias a la pandemia se aceleró mucho el uso del ecommerce en los distintos negocios que anteriormente se dedicaban únicamente a las ventas físicas. Es así como nacieron las marketplace, que a pesar de tener mucho que ver con el comercio en línea, trabajan muy diferente a los distintos sitios que se encargan de realizar ventas online.

Para empezar, un marketplace no se encarga de vender artículos de una marca en específico, sino que reúne varias tiendas para así lograr crear una especie de centro comercial en línea, donde los usuarios pueden acudir y encontrar toda clase de artículos de distintas categorías, como lo son: belleza, moda, hogar, electrónica, entre otros. Existen varios ejemplos de marketplaces en el mundo, los más destacados sin duda son: Facebook, Amazon, Alibaba, eBay, Mercado Libre.

¿Qué beneficios traen los marketplaces?

  • Ofrecen una gran variedad de productos y categorías, los usuarios normalmente llegan con algo en mente y terminan comprando un artículo totalmente opuesto al pensado inicialmente.
  • Los precios son variados y competitivos, ya que son muchas las tiendas que probablemente vendan el mismo artículo
  • La rapidez con la que realizan los envíos sin duda es uno de sus mayores atractivos. En los marketplaces por lo general abundan los emprendedores. Por lo que es bastante probable que al comprar un producto, este te llegue a tu casa en tan solo 24 horas.
  • Las tiendas y vendedores por lo general son calificados por los mismos consumidores, por lo que podrás encontrar sus puntuaciones y así elegir la que mejor te parezca.

Lo malo de los marketplaces

Aunque no lo creas, las personas que acuden a estos sitios no son realmente tus clientes. Esto se debe a que no te están conociendo, sino que simplemente vieron tu producto de entre muchos otros parecidos. Lo cual significa que no podrás generar una base de datos propia con clientes, además de que probablemente no se enteren del lanzamiento de nuevos productos. Por otro lado, el margen de ganancia es más bajo. Debido a que estás adquiriendo un espacio para poner a la venta tus artículos. Esto quiere decir que los marketplaces siempre se guardarán una comisión de las ventas que realices.

Fuente: Merca2.0

Artículo anteriorGenera leads en tu web con esos grandes consejos
Artículo siguienteIdeas de negocio para los amantes de la moda